You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

El apoyo psicológico continúa siendo vital un mes después del terremoto en Chile


La Cruz Roja

Viernes, Marzo 26, 2010

Mientras la Cruz Roja Chilena continúa en plena distribución de socorro a las familias damnificadas por el terremoto masivo que sacudió la región central de Chile el 27 de febrero, se concentra especialmente en el apoyo psicológico a las personas traumatizadas por las fuertes y reiteradas réplicas.

En Huala (Chile), la Cruz Roja ayuda a las maestras a prepararse para responder a los temores que puedan tener los niños a causa del terremoto, al regresar a la escuela tras las vacaciones de verano.

Enrique Santo/Cruz Roja Española

Desde que ocurrió la catástrofe hace un mes se registraron más de 200 réplicas que superaron los 5 grados de magnitud en la escala de Richter.

“Estos temblores fuertes causan particular angustia a la gente que está tratando de recuperarse del trauma de perder a familiares, amigos, vivienda y medios de subsistencia", explica Gustavo Ramírez, representante regional, actualmente en Chile. “Quienes viven en las zonas costeras no sólo temen las réplicas sino también los tsunamis que podrían desencadenar. Incluso quienes viven en casas que fueron evaluadas y se consideran seguras, tienen miedo de quedarse adentro. Todos se preguntan se las réplicas acabarán algún día.”

El equipo de apoyo psicológico de 14 integrantes de España, que recibe ayuda de personal de las sociedades de la Cruz Roja de Colombia, Ecuador y Nicaragua, al igual que de voluntarios de la Cruz Roja Chilena, ha tratado a casi 1.700 adultos y niños desde que comenzó el socorro. Trabajan en la región del Maule y en Santiago. Además de llevar a cabo sesiones terapéuticas con los distintos grupos de damnificados, con énfasis especial en los niños, capacitan a los voluntarios de la Cruz Roja.

Por otra parte, para asegurar que las personas tengan acceso a atención sanitaria en zonas donde los hospitales fueron destruidos, se han enviado otros grupos de la Cruz Roja a las regiones damnificadas. Una clínica dotada por la Cruz Roja Española ha ofrecido tratamiento a 1.200 personas en Hualañé (región del Maule). Una segunda clínica enviada por la Cruz Roja Japonesa fue montada en Parral (región del Bío-Bío) y el hospital quirúrgico de campaña enviado por las sociedades de la Cruz Roja de Canadá, Finlandia y Noruega se está montando en Pitrufquén (región de la Araucanía). Estos establecimientos serán entregados al personal local, quien mantendrá los servicios de atención sanitaria en el transcurso de las semanas siguientes.

Los voluntarios de la Cruz Roja Chilena también continuarán su labor vital de recibir y empaquetar los bienes donados y transportarlos a las zonas damnificadas, además de distribuir alimentos, artículos de higiene y de emergencia a los sobrevivientes. Hasta la fecha, más de 2.300 familias (alrededor de 11.600 personas) han recibido utensilios de cocina, artículos de higiene, mantas, bidones para agua y lonas en las regiones más afectadas del Maule y del Bío-Bío.

En las últimas semanas, la Cruz Roja Americana duplicó su contribución a un millón de dólares estadounidenses para las actividades de socorro en Chile. El plan es brindar apoyo adicional en las semanas y meses venideros a medida que evoluciona la respuesta de socorro. También ha suministrado 5.000 bidones de agua, más de 1.100 equipos de higiene y a un especialista en desastres, que integra el equipo de evaluación regional.

La red mundial de la Cruz Roja, en conjunto, tiene como objetivo brindar dentro del período de un año servicios de salud a unas 90.000 personas, asistencia para refugios a 50.000 personas, suministros de socorro a 75.000 personas y servicios de agua y saneamiento a unas 10.000 personas.

Puedes ayudar a las víctimas de innumerables crisis que ocurren en el mundo todos los años mediante una contribución monetaria al Fondo de Ayuda Internacional de la Cruz Roja Americana que ofrecerá socorro inmediato y apoyo a largo plazo a través de suministros, asistencia técnica y de otro tipo a quienes lo necesitan. Puedes enviar tu donativo al Fondo de Ayuda Internacional a: American Red Cross, P.O. Box 37243, Washington, DC 20013. También puedes llamar al 1-800-733-2767 (1-800-RED CROSS) o al 1-800-257-7575 o visitar cruzrojaamericana.org para donar en línea.