You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

En Haití, un hospital diseñado con las mujeres en mente

  • Haiti hospital
    Elièse Louis atiende a su bebé de dos días, Lovensky Piton, en una cama de la sala de maternidad del Hospital Universitario de Mirebalais.
  • Haiti hospital
    “Nuestra filosofía es promover que los más pobres tengan acceso a atención médica”, explica el doctor Millien.
Llevo viniendo al hospital desde que me quedé embarazada hasta que he dado a luz; he recibido muy buena atención. El hospital ofrece muy buen servicio. Rezo para que eso nunca cambie.

Nada más cruzar las puertas del Hospital Universitario de Mirebalais, en la región central de Haití, es fácil darse cuenta de las diferencias entre sus modernas instalaciones y las de otros centros de salud en el país. El recibidor conduce a los usuarios de manera eficiente a salas con distintas especialidades, incluyendo una zona dedicada en exclusiva a la salud de la mujer.

La Cruz Roja Americana aportó US$ 5,5 millones para la construcción y el equipamiento de este hospital, gestionado por la organización Partners in Health y el Ministerio de Sanidad de Haití. Desde su apertura en marzo de 2013, ha proporcionado atención médica esencial a más de 70.000 personas.

El efecto inmediato de este hospital se ha visto en una mejora de la salud de los recién nacidos y sus madres. De media, los médicos del hospital atienden 30 consultas ginecológicas al día, 90 consultas de atención prenatal al día, y asisten 250 partos al mes. Además, una red de agentes de salud viaja a comunidades remotas en las zonas rurales para ofrecer información de promoción de la salud, hacer seguimiento de pacientes, y remitir embarazadas o enfermos al hospital.

“Si aumentamos el número de partos aquí, estamos reduciendo el número de partos fuera del hospital, lo cual automáticamente tiene un efecto en reducir la mortalidad materna”, explica el doctor Christophe Millien, jefe de la unidad de Obstetricia y Ginecología del hospital.

Cuando una mujer parturienta llega a la sala de emergencias, se encuentra justo al lado de la sala de parto, que a su vez está conectada con las salas de operaciones, por si fuera necesario practicarle una cesárea u otros tipos de intervenciones.

Una de las pacientes en la sala de maternidad, Elièse Louis, acaba de dar a luz a un niño, Lovensky. “Llevo viniendo al hospital desde que me quedé embarazada hasta que he dado a luz; he recibido muy buena atención”, afirma. “En cuanto me dolía algo, se daban cuenta y me ayudaban”, añade. “El hospital ofrece muy buen servicio. Rezo para que eso nunca cambie”.

A Caroline Augustin, otra paciente, le era imposible concebir. “Cada vez que me quedaba embarazada, perdía al bebé”. En Mirebalais, recibió cirugía de urgencia para extirpar un tumor. “El médico me ha dado la oportunidad de tener hijos”, explica.

El Hospital Universitario de Mirebalais ofrece tratamiento gratuito a sus pacientes, asegurando que acceso universal a atención médica de calidad. Ketna Valcourt vino al hospital para que le extirparan un quiste. “En los primeros hospitales a los que fui, los médicos estaban más interesados en mi dinero que en mi salud”, relata. “Aquí, he accedido a todos estos servicios y sólo tuve que pagar un dólar por la tarjeta de inscripción en el registro”, señala.

El hospital es parte del sistema nacional de salud y sirve como centro docente para formar a nuevos médicos haitianos. Teniendo en cuenta que el 80% de los especialistas trabajan en Puerto Príncipe, este moderno hospital sirve para incentivar a los médicos a trabajar fuera de la capital. “Nuestra filosofía es promover que los más pobres tengan acceso a atención médica; que los médicos que formamos aquí en Mirebalais entiendan que no tenemos suficientes profesionales en las zonas rurales”, explica el doctor Millien.

El Hospital Universitario de Mirebalais forma parte de un consorcio global de hospitales, mediante Partners in Health. Sus sistemas de rayos X y escáner están conectados por internet con hospitales en los Estados Unidos que ayudan con los diagnósticos, y sus salas de operaciones pueden conectarse con otros centros por todo el mundo para contribuir a un mejor aprendizaje.

Desde el terremoto de 2010, la Cruz Roja Americana ha ayudado a las comunidades y las familias de Haití a recuperarse y a mejorar su salud. La Cruz Roja ha hecho inversiones sustanciales para prevenir y tratar enfermedades como la malaria y el sarampión; ha contribuido a mantener operativos hospitales, clínicas móviles y centros de tratamiento; y ha financiado la construcción de varios centros de salud que ofrecen y ofrecerán atención médica a miles de personas, como el Hospital Universitario de Mirebalais y el Hospital Saint Michel en Jacmel.

Nuestra Identidad:

La Cruz Roja Americana provee refugio y apoyo emocional a los sobrevivientes de un desastre; Recolecta, procesa y distribuye más del 40% del suministro de sangre a más de 3.000 hospitales y centros de transfusión a nivel nacional; Ofrece capacitación y confianza que permiten salvar vidas al actuar ante casos de emergencia; Ofrece socorro y comunicación en casos de emergencia a las víctimas de desastres y/o conflictos internacionales; Asiste y ayuda a nuestros soldados y sus familias en caso de emergencia. La Cruz Roja es una entidad sin fines de lucro que depende de sus voluntarios y la generosidad del pueblo americano para cumplir con su misión. Para información adicional, por favor visite redcross.org o únase a nosotros en Twitter @RedCross.

Tags: Haiti.

Related