Voluntario de la Cruz Roja regresa a su país para ayudar

Luis Matnog
Estoy muy orgulloso de servir a mi país natal con la Cruz Roja

Luis Matnog ha estado en los Estados Unidos por diez años trabajando para la Cruz Roja Americana en Boston.

Ahora, él se dirige a las Filipinas para ayudar a dirigir los esfuerzos de rescate después de que el Tifón Haiyan dejó una nación destruida.

El Tifón Haiyan pasó por el centro de las Filipinas el viernes pasado dejando un camino de destrucción masiva en su paso. Con vientos sostenidos reportados que alcanzaban las 145 millas por hora y con ráfagas de viento aún más fuertes. Haiyan ha sido el segundo tifón de categoría 5 que ha azotado a las Filipinas este año.

“Esto va a ser emocional” dijo Matnog mientras estaba probando su equipo en la sala de su casa en Malden antes de salir para el aeropuerto Logan de Boston. “Estoy muy orgulloso de servir a mi país natal con la Cruz Roja”

Matnog trabajó con agencias de ayuda humanitaria por varios años en las Filipinas antes de seguir a su esposa a los Estados Unidos. Después de conseguir trabajo con la Cruz Roja en Boston, empezó a entrenar con agentes de ayuda y rescate internacionales y ayudando con la logística y soporte en Asia y África. El último gran desplazamiento fue a Haití durante los terremotos del 2010, dónde durmió en una carpa por un mes ayudando a desplazar la ayuda humanitaria recibida.

Desde el 2010 él ha sido desplazado a ayudar a supervisar los camiones y carros que llegaron a Nueva York para ayudar durante la Súpertormenta Sandy. Estuvo a cargo también durante las explosiones que ocurrieron en la Maratón de Boston y la tormenta de nieve que arrojó casi tres pies de nieve el pasado febrero en Massachusetts.

Matnog es el Gerente de Territorio para Ayuda Humanitaria y Desastres en Boston, el sector más ocupado en la Cruz Roja Americana de Massachusetts. Sólo la noche del jueves que él mismo estaba respondiendo a un incendio en Boston, sabiendo que acababa de decir a la Cruz Roja que estaba disponible para ser desplazado como ayudante internacional.

Cuando le preguntaron que le hacía a Matnog orgulloso de su servicio en la Cruz Roja, apuntó a su hijo David de 20 años. David es un voluntario de la Cruz Roja que fue asignado a la distribución masiva durante las actividades humanitarias durante la Maratón de Boston, entregando artículos como comida y agua a los primeros auxiliadores en el lugar de la explosión y de la captura. “El estaba en mi equipo” dijo Matnog padre. “Eso significó mucho para mí”.

Matnog es una de las dos personas que la Cruz Roja Americana está desplegando para ayudar en la evaluación de las Filipinas. La Cruz Roja también ha puesto en marcha sus servicios de búsqueda de familias. Si usted está buscando a un familiar desaparecido en las Filipinas, por favor, recuerde que muchas líneas telefónicas no funcionan o están de baja. Por favor siga intentando. Si usted todavía no puede llegar a ellos, puede ponerse en contacto con la oficina local de la Cruz Roja de Estados Unidos para iniciar un caso de seguimiento.

Para apoyar los esfuerzos de socorro en Filipinas se puede enviar dinero o cheques a su oficina local de la Cruz Roja Americana, designando los fondos para el tifón de las Filipinas en la línea para notas.

Acerca de la Cruz Roja Americana:

La Cruz Roja Americana ofrece refugio, alimentos y apoyo emocional a víctimas de desastres; provee mas de 40 por ciento del suministro de sangre del país; enseña habilidades que salvan vidas; presta ayuda humanitaria internacional y brinda apoyo al personal militar y sus familiares. La Cruz Roja Americana es una entidad caritativa y no un organismo gubernamental; por lo tanto, depende de la labor de los voluntarios y la generosidad del público estadounidense para cumplir con su misión. Para obtener más información, por favor, visite www.cruzrojaamericana.org

Tags: Filipinas.

Related