You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

La Cruz Roja Americana designa $200.000 para el socorro y apoyo a América Central

Cruz Roja Americana

Miercoles, Octubre 26, 2011

La Cruz Roja Americana se compromete a enviar $200.000 en suministros de socorro y otro tipo de asistencia para apoyar las operaciones de la Cruz Roja en América Central, donde las lluvias incesantes han provocado inundaciones generalizadas y deslaves.

Los suministros de socorro y el apoyo se centrarán en El Salvador, Honduras y Guatemala, que son los tres países más afectados por las lluvias. Por otra parte, la Cruz Roja Americana ha enviado a dos especialistas en casos de catástrofes para prestar asistencia con las actividades de socorro en El Salvador y Honduras.

Desde comienzos de octubre, las lluvias intensas vinculadas con una depresión tropical han causado inundaciones y deslaves en toda Centroamérica, que resultaron en casi 90 muertos y más de 600.000 damnificados. Se calcula que alrededor de 48.000 viviendas han sufrido daños y 67.000 personas están en refugios de toda la región.

Los gobiernos de las comunidades damnificadas han declarado estado de emergencia nacional o estado de máxima emergencia. En muchas zonas, hay daños en los caminos, puentes, suministros de agua, electricidad e infraestructuras. Muchas comunidades montañosas corren peligro de sufrir deslaves.

Las sociedades de la Cruz Roja en todos los países centroamericanos responden en este momento, incluso aquellas en los países más afectados de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. Ayudan a los damnificados mediante alimento, refugio y ayuda para desalojar sus viviendas, además de coordinar sus actividades con los organismos nacionales de respuesta ante emergencias.

En El Salvador, hay más de un millón de damnificados, 20.000 viviendas dañadas y 51.000 personas abandonaron su vivienda. La Cruz Roja Salvadoreña ha movilizado a más de 900 voluntarios de 56 de sus oficinas locales. Allí también brindan apoyo a las actividades de búsqueda y rescate, evaluación de daños, gestión de refugios de emergencia y distribución de suministros de socorro a quienes los necesitan. La Cruz Roja espera ayudar al menos a 5.000 familias (25.000 personas) en la zona damnificada mediante la provisión de refugio de emergencia y suministros sanitarios y de socorro.

El esfuerzo inicial de la Cruz Roja Salvadoreña se concentró en ayudar a 5.000 personas a desalojar las zonas costeras de alto riesgo para que se resguardaran en los 560 refugios de emergencia que ahora se encuentran en funcionamiento. En estos momentos, los voluntarios de la Cruz Roja Salvadoreña gestionan el funcionamiento de estos refugios y brindan asistencia a cientos de miles de familias que residen allí transitoriamente. Los suministros de socorro fueron estratégicamente ubicados con anterioridad, lo cual permite ofrecer mantas, colchones, equipos de higiene, alimento y agua a las familias en los refugios de emergencia.

En Guatemala, hay más de 470.000 damnificados, 11.000 viviendas dañadas y 23.000 personas abandonaron su vivienda. La Cruz Roja Guatemalteca responde con el apoyo de más de 1.400 voluntarios. El personal lleva a cabo actividades de búsqueda y rescate, asistencia médica, establecimiento de refugios de emergencia, provisión de agua y atención de necesidades sanitarias, y asistencia para restablecer el contacto de los damnificados con sus familiares.

En Honduras, hay más de 17.000 damnificados por las inundaciones, 900 viviendas dañadas y 190 personas abandonaron su vivienda. La Cruz Roja Hondureña responde con voluntarios que asisten con el desalojo de la población, evaluación de daños y necesidades, vigilancia de situaciones en comunidades ribereñas que corren peligro, emisión de alertas tempranas cuando es necesario, y distribución de suministros de asistencia en las comunidades afectadas. La Cruz Roja Hondureña ha indicado que las necesidades prioritarias son: suministros de socorro, como recipientes para agua y láminas plásticas, al igual que agua potable y asistencia médica.

En Nicaragua, hay más de 22.000 damnificados, 4.100 viviendas dañadas y 10.000 personas abandonaron su vivienda. La Cruz Roja Nicaragüense ha respondido mediante la movilización de más de 250 voluntarios para prestar primeros auxilios, realizar tareas de búsqueda y rescate, asistir en el desalojo de la población y evaluar daños. Realizan su labor en coordinación con las autoridades locales.

Se anticipa que continuarán las lluvias intensas en la región, con alrededor de seis pulgadas de precipitación esta semana. Estas lluvias se acumularían en suelos y ríos ya saturados, que han desbordado o están a punto de desbordarse.

La Cruz Roja Americana vigila la situación de cerca y se mantiene en alerta para brindar mayor asistencia de ser necesaria.

En la actualidad, la Cruz Roja Americana cuenta con programas a largo plazo para la reducción de riesgos en caso de catástrofes en toda Latinoamérica y el Caribe, incluso en El Salvador. En 2010, la Cruz Roja Americana brindó asistencia tras las inundaciones en Colombia, Panamá y Costa Rica. En 2008, brindó asistencia a Nicaragua, Honduras y Guatemala, también a causa de las inundaciones.

Acerca de la Cruz Roja Americana:

La Cruz Roja Americana ofrece refugio, alimento y apoyo emocional a víctimas de desastres; provee casi la mitad del suministro de sangre del país; enseña habilidades que salvan vidas; presta ayuda humanitaria internacional y brinda apoyo al personal militar y sus familiares. La Cruz Roja Americana es una entidad caritativa y no un organismo gubernamental; por lo tanto, depende de la labor de los voluntarios y la generosidad del público de los Estados Unidos para cumplir con su misión. Para obtener más información, por favor, visita www.cruzrojaamericana.org o visita nuestro blog en http://blog.redcross.org (en inglés).