You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

La Cruz Roja Americana invita a prepararse para la temporada de huracanes

WASHINGTON, Martes, 27 de mayo, 2015 - Si vive en áreas costeras que corren riesgo de ser afectadas por huracanes, la Cruz Roja Americana aconseja que se prepare para la temporada de huracanes. La temporada de huracanes en el Atlántico se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre de cada año. Aunque los huracanes son extremadamente peligrosos e impredecibles sabemos que estar preparados puede salvar vidas y los bienes personales durante un desastre. La Cruz Roja invita a todos a revisar su equipo de suministros para casos de desastre y prepararse mejor ahora para la temporada de huracanes.

“Con la ayuda de la Cruz Roja y estas tres medidas, puede prepararse para cualquier tipo de desastre y otras emergencias: 1) tener un equipo/kit de suministros, 2) hacer un plan e 3) informarse”, comentó

Cynthia Gutierrez-White, portavoz para la Cruz Roja Americana. “Aunque en el pasado hayas adoptado medidas para prepararte durante la temporada de huracanes, es importante que repases y actualices tu plan de comunicación y revises tu equipo para ver si contiene artículos vencidos.”

La Cruz Roja Americana recomienda adoptar las siguientes medidas para prepararse:

Tener un equipo de suministros

Reúna suficientes suministros de emergencia para atender sus necesidades. Un equipo portátil, almacenado en un recipiente resistente, impermeable y fácil de cargar debe incluir suficientes suministros para tres días. Recuerde revisar su equipo y renovar suministros cada seis meses. Ya sea que decida comprar o preparar su equipo de suministros para tres días, asegúrese de que incluya lo siguiente:

  • Agua por tres días (un galón por persona, por día) y alimentos no perecederos listos para comer, como atún, mantequilla de maní, galletas, fruta enlatada y cajas de jugo
  • Un abrelatas manual
  • Un radio que funcione con pilas o a manivela, linterna y suficientes pilas de repuesto
  • Un botiquín de primeros auxilios y manual de instrucciones
  • Medicamentos con y sin receta médica, anteojos o lentes de contacto, y baterías para audífonos
  • Copias de documentos importantes, como certificados de nacimiento, pólizas de seguro y tarjetas del seguro social. Guarde los documentos originales bajo llave o en una caja de seguridad
  • Dinero en efectivo. Los cajeros automáticos y las tarjetas de crédito no funcionarán si no hay electricidad
  • Un cambio de ropa para cada persona. No olvide incluir una camisa de mangas largas, pantalones largos y zapatos resistentes
  • Artículos especiales para bebés, personas de edad avanzada o con discapacidad
  • Herramientas de emergencia, incluso, herramientas para desconectar los servicios
  • Un juego adicional de llaves de la casa y el automóvil.
  • Suministros para las mascotas.
  • Hacer un plan

    La Cruz Roja Americana, el Servicio Meteorológico Nacional y el Departamento de Seguridad Nacional invitan a todas las familias a elaborar un plan familiar para casos de desastre.

  • Reúnase con su familia para elaborar un plan. Dialogue sobre la información que obtuvo y explíqueles por qué es importante prepararse para un desastre.
  • Identifique dos lugares donde reunirse: uno frente a su casa en caso de una emergencia súbita, como un incendio, y otro fuera de su vecindario en caso de que no puedan regresar a la vivienda.
  • No olvide realizar arreglos para quien se vaya a ocupar de sus mascotas. Tenga en cuenta que tal vez no se admitan animales domésticos en los refugios. Comuníquese con su veterinario, hoteles, familiares y refugios para animales para averiguar si aceptan mascotas en caso de desastre. Guarde una lista de contacto de lugares que acepten animales domésticos. Si ordenan desalojar el lugar, lleve a sus mascotas consigo.
  • Designe a un contacto fuera de la zona donde vive. Durante o después de un desastre, por lo general, es más fácil hacer una llamada de larga distancia, especialmente si las líneas telefónicas locales están saturadas o no funcionan.
  • Asegúrese de que su familia conozca el sitio “Sano y Salvo”, accesible en todo momento en www.cruzrojaamericana.org. El sitio web “Sano y Salvo” permite a quienes se ven afectados directamente por una catástrofe avisar a sus seres queridos que se encuentran bien. Quienes se encuentran en la zona afectada por el desastre pueden elegir los mensajes que deseen dejar.
  • Muestre y explique a cada miembro de la familia cómo y cuándo cerrar la llave de paso del agua y apagar el circuito eléctrico. Cierre la llave de paso del gas sólo si lo indican las autoridades locales. Recuerde: si cierra la llave de paso del gas, sólo un profesional experto podrá volver a abrirla.
  • Planifique su ruta de escape en caso de emergencia. Utilice mapas locales e identifique rutas alternativas para desalojar su vivienda, trabajo o escuela.
  • Informarse

  • Averigüe qué tipos de desastres podrían ocurrir en su zona y cómo preparase para cada uno.
  • Los usuarios de tabletas y teléfonos iPhones y Androids pueden obtener la nueva aplicación gratuita de emergencias de la Cruz Roja de la tienda de aplicaciones.
  • Consulte cómo las autoridades locales se comunicarán con usted en caso de desastre. Escuche los informes de los medios locales o la radio meteorológica de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) para mantenerse al tanto de la información más actualizada acerca de la tormenta y siga las recomendaciones de los funcionarios locales.
  • Llame a su Cruz Roja local para informarse acerca de los cursos de enseñanza sobre desastres que pueden programarse o que ya se encuentran disponibles en su trabajo, escuela u organización comunitaria.
  • Inscríbase en un curso de reanimación cardiopulmonar (RCP) y primeros auxilios para saber cómo responder a una emergencia en caso de que la ayuda se demore.
  • Si aconsejan desalojar la zona, hágalo de inmediato. Podría abandonar la zona antes de que las autoridades lo indiquen si cree que tal vez necesitará más tiempo para salir.
  • Para localizar el refugio más cercano, por favor llame al 1-800-RED-CROSS y marque el número 2 o visite www.cruzrojaamericana.org.
  • Para mayor información sobre la preparación en caso de desastres y emergencias, visite www.cruzrojaamericana.org.

    Acerca de la Cruz Roja Americana:

    La Cruz Roja Americana ofrece refugio, alimentos y apoyo emocional a víctimas de desastres; provee mas de 40 por ciento del suministro de sangre del país; enseña habilidades que salvan vidas; presta ayuda humanitaria internacional y brinda apoyo al personal militar y sus familiares. La Cruz Roja Americana es una entidad caritativa y no un organismo gubernamental; por lo tanto, depende de la labor de los voluntarios y la generosidad del público estadounidense para cumplir con su misión. Para obtener más información, por favor, visite www.cruzrojaamericana.org