You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Comunicado de La Cruz Roja sobre el Virus del Zika

La siguiente declaración con respecto al virus del Zika puede atribuirse a la Dra. Susan Stramer, Vicepresidente de Asuntos Científicos de la Cruz Roja Americana:

“La Cruz Roja Americana recolecta y distribuye productos sanguíneos de alta calidad, de forma segura y más confiable posible para ayudar a pacientes con gran necesidad.

Como medida de precaución, la Cruz Roja ha implementado las recomendaciones de la Asociación Americana de Bancos de Sangre (AABB), solicitando a los donantes de sangre que han viajado a México, el Caribe, Central o América del sur, el aplazar o posponer de forma voluntaria sus donaciones de sangre o plaquetas hasta 28 días después de su regreso a los Estados Unidos continentales. De igual forma, también instamos al donante a notificar a la Cruz Roja en caso desarrolle síntomas compatibles con el virus del Zika dentro de los primeros 14 días después de su donación. De surgir un caso como tal, la Cruz Roja pondrá en cuarentena el producto recibido por medio de esa donación.

Confiamos que el implementar el aplazamiento por cuenta propia es un paso importante para proteger el suministro de sangre de Estados Unidos de la introducción potencial del virus Zika. El riesgo de contraer Zika por medio de una transfusión de sangre en los Estados Unidos continental en este momento se cree que es extremadamente bajo debido a la ausencia de transmisión local del mosquito.

Adicionalmente, la Cruz Roja revisa las recientes recomendaciones de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA por sus siglas en inglés) para reducir el riesgo de transfusión-transmisión del virus Zika, actualizando nuestros procesos en la medida que cumplimos con las normas de la Agencia.

La Cruz Roja continúa implementando medidas de seguridad adicionales, las cuales están diseñadas a proteger el suministro de sangre del virus del Zika u otros virus transmitidos por mosquitos. Como parte de nuestro proceso normal de selección, la Cruz Roja recolecta sangre solamente de donantes sanos y en buen estado de salud al momento de la donación. La Cruz Roja también implementa una serie de preguntas acerca del historial médico, lo cual incluye información con respecto a viajes a áreas endémicas de malaria que ayuda en la decisión sobre el aplazamiento voluntario de cualquier donación que representen un riesgo relacionado con el virus del Zika. Como medida de seguridad adicional, proveemos al donante con un número telefónico al cual puede comunicarse en caso desarrolle cualquier síntoma en los días subsiguientes a su donación. En ese caso, cualquier donación que esta persona haya brindado no es utilizada.

La Cruz Roja continúa evaluando todas las amenazas emergentes en colaboración con la FDA y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) para determinar qué estrategias de mitigación adicionales son necesarias en la medida que evoluciona la situación”.