You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

La Cruz Roja moviliza suministros y voluntarios mientras el huracán Irene se desplaza hacia la costa este

Cruz Roja Americana

Miercoles, Agosto 24, 2011

Se espera que el huracán Irene aterrice a lo largo de la región costera del este hacia el final de esta semana con vientos de hasta 150 mph (241 km/h) y la Cruz Roja Americana se prepara para responder en toda la costa este mediante el establecimiento de refugios para los desplazados, ubicación estratégica de suministros y numerosos vehículos de respuesta ante emergencias, y envío de personal de respuesta ante catástrofes a las zonas del país donde se anticipan repercusiones de esta gran tormenta.

"Esta tormenta cobra fuerza a medida que se acerca a la costa este y quienes viven o están de vacaciones en zonas que podrían verse afectadas deben prepararse ahora mismo", señaló Charley Shimanski, vicepresidente superior de Servicios ante Desastres de la Cruz Roja Americana."Instamos a que tomen en serio la amenaza del huracán Irene y que completen los preparativos para el huracán y tengan listos sus equipos de suministros para emergencias."

Las oficinas locales de la Cruz Roja desde Florida hasta Virginia trabajan con los funcionarios locales y estatales a fin de alistarse para la llegada del huracán.

www.sanoysalvo.org para avisar a sus seres queridos acerca de su situación relacionada con el huracán.También pueden llamar al 1-800-733-2767 (1-800-RED CROSS). Las víctimas de desastres pueden además actualizar su situación en Facebook y Twitter mediante el sitio “Sano y salvo”. Los damnificados también pueden descargar una aplicación de la tienda de Apple iTunes para buscar un refugio de la Cruz Roja.

Es importante que la población que se encuentra en la trayectoria de la tormenta sepa que un alerta de huracán (hurricane watch) significa que hay peligro de condiciones de huracán en la zona dentro de 48 horas. Si se emite un aviso de huracán (hurricane warning), se prevén condiciones de huracán dentro de 36 horas. La gente en las zonas afectadas debe completar los preparativos y abandonar la zona si las autoridades así lo indican.

Con el avance de la tormenta, la Cruz Roja pide a todos que tomen medidas en los próximos días para seguridad propia y de los seres queridos. Estas medidas incluyen las siguientes:

  • Obtén suministros para tres días para cada persona: agua, alimentos que no requieran refrigeración, preparación ni cocción; linternas; radio que funcione con pilas y un botiquín de primeros auxilios.
  • Planifica las rutas para los refugios de emergencia y llama con tiempo para anotar a los familiares con necesidades médicas especiales.
  • Planifica con anticipación lo que harás con las mascotas.
  • Lleva adentro las cosas que pueda arrastrar el viento.
  • Baja la temperatura del refrigerador y el congelador al frío máximo y evita abrirlos para que los alimentos se conserven por más tiempo si hay un apagón.
  • Cierra las válvulas de los tanques de propano y desenchufa los aparatos pequeños.
  • Llena el tanque de gasolina del automóvil.
  • Cierra las ventanas, puertas y contraventanas para huracanes. Si no las contraventanas no son una opción, cierra las puertas y ventanas y cúbrelas con contrachapado.
  • El programa de la Cruz Roja “Ready Rating” (www.readyrating.org) ayuda a las empresas y escuelas a prepararse para casos de emergencia y la interrupción de sus actividades. Hay medidas especiales que los negocios, escuelas y organizaciones deben tomar si se encuentran en la trayectoria de un huracán, tales como:

  • repasar el plan de respuesta ante emergencias y los planes de continuación de actividades para que todos conozcan los procedimientos aprobados y las responsabilidades individuales;
  • verificar los suministros de preparación ante emergencias y el equipo de seguridad;
  • asegurar que los sistemas de alerta o aviso se encuentran establecidos y que la información de contacto de los empleados esté actualizada;
  • guardar la información de contacto en caso de emergencias y otros archivos importantes dentro y fuera del establecimiento.
  • Los trabajadores de la Cruz Roja en los países caribeños ya están respondiendo al huracán Irene. En Haití, donde muchas víctimas del terremoto del año pasado aún residen en tiendas de campaña, se han realizado actividades de preparación continua desde hace varios meses. Antes de la tormenta, las comisiones encargadas de los campamentos fueron notificadas y los equipos de respuesta ante emergencias están en alerta. La Cruz Roja Dominicana desalojó a la población antes de la tormenta y ofreció refugios de emergencia a los damnificados. La Cruz Roja de las Bahamas coordina con la oficina nacional de gestión de emergencias para iniciar las actividades de preparación. La Cruz Roja de las Islas Turcas y Caicos cuentan con voluntarios listos para asistir en los refugios comunitarios y prestar primeros auxilios.

    La preparación ante catástrofes que ofrece la Cruz Roja se inicia mucho antes de que aterrice un huracán, comenzando con el mantenimiento de suministros y equipo durante todo el año para ayudar a quienes lo necesiten. En promedio, los gastos de la Cruz Roja destinados al socorro en casos de desastre son de alrededor de $450 millones al año. Puedes apoyar las actividades de la Cruz Roja relacionadas con catástrofes, mediante un donativo a la Cruz Roja Americana para la ayuda en casos de desastre. Visita www.cruzrojaamericana.org, llama al 1-800-733-2767 (1-800-RED-CROSS) o envía un mensaje de texto que diga “REDCROSS” al 90999 para donar $10. Las contribuciones también pueden enviarse a la oficina local de la Cruz Roja Americana o a: American Red Cross, P.O. Box 37243, Washington, DC 20013.