You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

La amenaza de Isaac crea ansiedad en residentes del Golfo

Cruz Roja Americana

Martes, Agosto 28, 2012

Con la amenaza de que Isaac toque tierra en el mismo lugar que lo hizo el huracán Katrina hace siete años, la Cruz Roja tiene una serie de consejos para aquellas personas que estén sufriendo de ansiedad por la llegada de Isaac así como también por el aniversario de Katrina.

“La combinación de la llegada de Isaac, y el aniversario de Katrina, posiblemente crearan temor e incertidumbre en los residentes de Nueva Orleans y comunidades costeras del área a medida que las personas empiecen a recordar los momentos difíciles por los que pasaron hace siete años,” dijo, Rob Yin, gerente del departamento de salud mental de la Cruz Roja Americana. “Es muy importante que las personas se empiecen a cuidar y a hacer las preparaciones necesarias para mantenerse a salvo, de esta manera podrán reducir el estrés. No se olviden de mantenerse en comunicación con familiares y amigos para tender una mano amiga o pedirla si la necesita.”

A lo largo y ancho de los Estados del Golfo, la Cruz Roja ha lanzado operaciones de respuesta a desastres a medida que Isaac afecta a millones de personas con fuertes vientos y lluvias, inundaciones y mares que amenazan a sus costas. Anoche 800 personas encontraron refugio en 52 albergues en cinco estados. Además, la Cruz Roja ha movilizado a 2,400 trabajadores, pre posicionado 290,000 comidas listas y activado 187 vehículos de emergencia de todo el país para ayudar. La Cruz Roja también está coordinando ayuda con otras organizaciones humanitarias, profesionales y religiosas para aprovechar de su profesionalismo y de sus voluntarios.

La Cruz Roja recomienda mantener en cuenta que miembros de sus comunidades y personal de emergencia pudieran experimentar reacciones emocionales debido a las memorias de la tragedia de hace siete años. Estas pudieran ir desde mal carácter por un día o dos hasta versiones más extremas como la ansiedad o la depresión. Estos síntomas en la mayoría de las personas empiezan a desaparecer en una semana o dos o a medida que la situación va mejorando.

Estas reacciones pudieran incluir:

  • Sensaciones parecidas a las que sintió durante el evento como tristeza, miedo e incertidumbre.
  • Sensaciones de tratar de evitar eventos similares, lugares o gente que estén conectadas al evento.
  • Nerviosismo, mal carácter o ira.
  • Problemas para dormir, enfocarse o concentrarse.
  • Fatiga, cansancio, dolor, dolores de cabeza o de estomago; y
  • Las siguientes recomendaciones pudieran ayudar a familias e individuos a lidiar con el estrés:

  • Manténgase informado y preparado. Si se encuentra en el paso del huracán escuche las recomendaciones de sus autoridades locales.
  • Asegúrese de que tiene todas las provisiones necesarias.
  • Descanse; aligerar la carga del estrés le ayudara mucho.
  • Tenga paciencia consigo mismo y con los demás. Acuérdese que todo toma tiempo y todos necesitamos tiempo para recuperarnos.
  • Manténgase positivo, recuerde que usted ya paso por esto, pida ayuda si la necesita y ayude cuando otros lo necesiten.
  • Contacte a un miembro del servicio de salud mental de la cruz Roja o de su comunidad o llame al 1-800-985-5990, para ayuda emocional en casos de desastres.
  • Si usted quiere ayudar, considere hacer una donación hoy mismo visitando www.cruzrojaamericanana.org, o llamando al 1800-733-2767 o mandando un mensaje de texto con la palabra REDCROSS al 90999 para hacer una donación de $10. Sus donaciones también pueden ser enviadas a su oficina local de la Cruz Roja Americana o al P.O. Box 37243, Washington, DC 20013.

    Acerca de la Cruz Roja Americana:

    La Cruz Roja Americana ofrece refugio, alimentos y apoyo emocional a víctimas de desastres; provee más de 40 por ciento del suministro de sangre del país; enseña habilidades que salvan vidas; presta ayuda humanitaria internacional y brinda apoyo al personal militar y sus familiares. La Cruz Roja Americana es una entidad caritativa y no un organismo gubernamental; por lo tanto, depende de la labor de los voluntarios y la generosidad del público estadounidense para cumplir con su misión. Para obtener más información, por favor, visite www.cruzrojaamericana.org