Preparación para los incendios forestales

Cruz Roja Americana

Domingo, Junio 10, 2012

Cada vez hay más hogares ubicados en zonas de bosques, áreas forestales o zonas rurales. Quienes viven en estos sitios pueden disfrutar de la belleza natural, sin embargo, corren peligro de enfrentarse a los incendios forestales. Puedes reducir tu riesgo preparándote ahora mismo, antes de que ocurra un incendio de este tipo.

Toma medidas de seguridad contra los incendios forestales. Los seres humanos son quienes provocan la mayoría de los incendios forestales. Es importante aprender a promover y poner en práctica medidas de protección contra los incendios.

  • Comunícate con el departamento de bomberos, departamento de salud u oficina de asuntos forestales de tu localidad para informarte sobre las leyes relacionadas con los incendios.
  • Notifica de inmediato sobre condiciones de peligro que podrían causar un incendio forestal.
  • Educa a tus hijos sobre los incendios forestales. Nunca dejes fósforos al alcance de los niños.
  • Coloca los números telefónicos en un lugar de fácil acceso para llamar en caso de incendio.
  • Establece varias rutas de escape para tu hogar, para salir de la zona en automóvil o a pie.
  • Antes de que amenacen los incendios forestales

    Ten en cuenta el peligro de incendios forestales cuando diseñes tu casa y tu jardín. Selecciona materiales, árboles y plantas que ayuden a contener un incendio, en vez de avivarlo. Por ejemplo, los árboles de madera dura (frondosos) son menos inflamables que la madera del pino, especies perennes, eucalipto o abeto.

    Establece una zona de 30 a 50 pies alrededor de tu casa que esté libre de peligros

    Dentro de esta zona, puedes tomar medidas para limitar la posible exposición a las llamas y al calor radiante. Las viviendas que se construyen en bosques de pino deben tener una zona de seguridad mínima de 100 pies a su alrededor. Comunícate con el departamento de bomberos o la oficina forestal de tu localidad para mayor información.

  • Rastrilla las hojas, ramas y palitos secos. Quita toda la vegetación que pueda arder.
  • Saca las hojas y la basura que esté debajo de las estructuras.
  • Deja 15 pies entre las copas de los árboles y elimina las ramas que estén a menos de 15 pies del suelo.
  • Pide a la compañía de electricidad que despeje las ramas de los cables eléctricos.
  • Elimina parras u otras plantas que trepen por la pared de tu vivienda.
  • Deja una zona libre de 10 pies alrededor de los tanques de gas propano y de la parrilla. Coloca un protector de material no inflamable sobre la parrilla, con una malla de grosor mínimo de ¼ de pulgada.
  • Desecha la basura y los periódicos a menudo y en lugares aprobados para tal fin. Respeta las reglamentaciones locales sobre incineración.
  • Echa las cenizas de la caldera, chimenea o parrilla en un balde de metal. Déjalas en remojo por dos días y luego entierra las cenizas frías en suelo mineral.
  • Almacena la gasolina, los trapos con aceite y otros materiales inflamables en latas de seguridad aprobadas. Coloca las latas en un lugar seguro lejos de la base de la construcción o vivienda.
  • Piensa en el suministro de agua que necesitarás
  • Identifica y mantén una fuente exterior de agua suficiente, como por ejemplo, un pequeño estanque, cisterna, piscina o boca de incendio.
  • Asegúrate de tener una manguera lo suficientemente larga para llegar a cualquier parte de la casa y estructuras que estén cerca de la casa dentro de tu terreno.
  • Instala válvulas de agua anticongelantes por lo menos en dos lados de la casa y cerca de otras estructuras que estén en tu propiedad. Instala más válvulas a un mínimo de 50 pies de la vivienda.
  • Para ubicar el refugio más cercano, por favor visita nuestra página www.cruzrojaamericana.org o llama al 1-800-733-2767 y marca el número 2. Los usuarios de iPhone pueden obtener una aplicación gratuita de refugios de la Cruz Roja de la tienda de aplicaciones. Haz clic para mayor información sobre seguridad contra incendios forestales.

    Acerca de la Cruz Roja Americana:

    La Cruz Roja Americana ofrece refugio, alimentos y apoyo emocional a víctimas de desastres; provee más de 40 por ciento del suministro de sangre del país; enseña habilidades que salvan vidas; presta ayuda humanitaria internacional y brinda apoyo al personal militar y sus familiares. La Cruz Roja Americana es una entidad caritativa y no un organismo gubernamental; por lo tanto, depende de la labor de los voluntarios y la generosidad del público estadounidense para cumplir con su misión. Para obtener más información, por favor, visite www.cruzrojaamericana.org