You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Respuesta de la Cruz Roja ante el incidente con respecto a las Plegarias en los refugios de Louisiana

Sinceramente pedimos disculpas por la confusión generada con respecto a orar en los refugios de la Cruz Roja. La fe es una herramienta importante para ayudar a las personas a recuperarse después de un desastre, y en nuestros refugios todas las personas pueden orar, leer la biblia y reunirse entre ellos, solo pedimos que sean respetuosos entre sí. Hay cientos de personas con diferentes valores y creencias que comparten un gran espacio en nuestros refugios, y deseamos respetar la privacidad de cada uno. 

Si un residente de un refugio desea hablar con un consejero espiritual, la Cruz Roja puede facilitar la conexión. Cuando es necesario, podemos ofrecer espacios privados para que los residentes oren y participen en actividades religiosas con sus consejeros espirituales preferidos. 

La Cruz Roja cumple pautas dispuestas por Organizaciones Voluntarias Nacionales Activas en Desastres para brindar la atención espiritual apropiada y respetuosa ante un desastre. Con nuestro programa de Atención Espiritual ante Desastres, trabajadores entrenados de la Cruz Roja fortalecen la esperanza y resistencia de los sobrevivientes y sus familias brindando ayuda para que las personas recurran a sus propios recursos espirituales - valores y fe - en medio del dolor, sin importar cuál sea su fe.

Sobre la Cruz Roja Americana:

La Cruz Roja Americana provee refugio, alimentos y apoyo emocional a las víctimas de desastres; proporciona más del 40% del suministro de sangre del país; ofrece capacitación sobre habilidades que salvan vidas; brinda ayuda humanitaria internacional; y ayuda a miembros de las fuerzas militares y a sus familias. La Cruz Roja es una organización sin fines de lucro que depende de sus voluntarios y de la generosidad del público estadounidense para cumplir con su misión. Para obtener más información, visite redcross.org o cruzrojaamericana.org, o visítenos en Twitter, en @RedCross.