En sus propias palabras: El presidente de la Cruz Roja ve Tornado Respuesta

Tornado Damage and Red Cross Service Delivery
Incluso en medio de la devastación total, usted ve los signos de la enorme capacidad de resistencia de la gente, y le da esperanza.

Durante mis seis años al mando de la Cruz Roja Americana, he visto una serie de desastres devastadores y tú crees que te acostumbras a ello, pero realmente nunca pasa. En mi viaje a Arkansas el pasado fin de semana, el daño que vi en los hogares y en las vidas, fue indescriptible y desgarrador.

Recorrí la semana pasada las comunidades golpeadas por uno de los tornados más mortales. Estuve con Jeh Johnson, Secretario de Seguridad Nacional, con el ex Presidente Bill Clinton, el Senador Mark Pryor, el congresista Tim Griffin y otros oficiales locales y federales.

¡Lo que vimos fue increíble!

Todo en el terreno parecía picado – toneladas de madera, ladrillos y estructuras de casas estaban completamente pulverizadas. Luego, en medio de ese contexto oscuro y retorcido, un color fuerte de una muñeca o una pieza tejida, hizo recordar a la gente que vivía allí.

Las historias que escuché evidenciaban el fuerte y aterrador poder de la naturaleza. Un hombre estaba buscando desesperadamente a su perro, un labrador color chocolate. El perro estaba en un árbol, el poder y la fuerza del tornado lo había impulsado hasta allá. Por fortuna, el perro sobrevivió, los bomberos lo rescataron y el perro regresó con su dueño.

Igualmente, vi el poder de la naturaleza reflejado en un bote que había sido arrojado varias yardas con una pieza de madera de 2x4. Estaba atrapado como una lanza entre las paredes de fibra de vidrio del bote. Se veía tan frágil frente a la tormenta.

El Presidente Clinton y yo hablamos con un joven, se había casado el día que se desató el tornado. Ellos hicieron una ceremonia muy alegre al aire libre en la parte más alta de uno de los picos que rodean la ciudad. En medio de la reunión sobrevino el viento y reinó el caos. Ellos no podían encontrar a su hija, quien se había quedado en el carro pensando que posteriormente regresarían a casa. Luego de una búsqueda desenfrenada, encontraron el vehículo, pero el viento era tan fuerte que no podían abrir las puertas hasta que una pausa, en medio de la tormenta, permitió abrirlas y liberar a la hija. Regresaron a la iglesia y estaban profundamente agradecidos de que ella estuviera a salvo. Al poco tiempo, ellos empezaron a recibir mensajes de texto de sus vecinos contándoles que su casa, en donde habían organizado la recepción, estaba totalmente devastada.

Pero quizás la historia más asombrosa fue la que le sucedió a una familia que estaba resguardada en su casa, cuando una pesada bañera que estaba volando por el aire por la fuerza del viento, les cayó encima, pero en lugar de aplastarlos o golpearlos, los cubrió y los mantuvo a salvo durante la tormenta ¡Esto es realmente un milagro!

Los voluntarios y los trabajadores de la Cruz Roja estábamos por todas partes, yendo casa por casa para identificar lo que las personas necesitaban, ofreciendo comida y suministros de aseo. Solo en Arkansas, la Cruz Roja ha entregado 46.000 comidas y pasabocas y ha entregado 12.000 elementos de socorro. Durante toda la semana, la Cruz Roja ha atendido a un total de 14 Estados y ha suministrado 134.000 comidas y pasabocas, ha construido más de 1,300 refugios y ha movilizado casi 1.900 trabajadores y voluntarios.

Nada de esto sería posible sin las generosas donaciones de muchas personas naturales y empresas que han ayudado a sus vecinos necesitados. Esta ayuda realmente marca la diferencia en la vida de las personas y muchas de ellas han venido desde sus casas o refugios a agradecernos. Igualmente, hemos contado con la extraordinaria colaboración y coordinación de FEMA y otras empresas gubernamentales, así como también otras empresas sin ánimo de lucro como: the Salvation Army, Southern Baptist Disaster Relief, Catholic Charities e Islamic Relief USA.

En medio de la devastación total, ver la resistencia de la gente te da esperanza. Una mujer que conocimos nos contó su historia con una sonrisa de oreja a oreja. Su familia entera había sobrevivido a la tormenta y nos contaba lo afortunada que era, aunque su casa y todas sus posesiones se hubieran ido con la tormenta.

En medio de todos los restos y pensando en todo lo que ella había perdido, ella encontró un broche que perteneció a su madre. Era como encontrar una aguja en un pajar, pero para ella era todo lo que necesitaba para mantener viva la memoria a su querida madre y nos dijo, en medio de mucha gratitud y optimismo que en medio de la perdida, los ángeles habían puesto allí ese broche.

Gail McGovern es Presidente y CEO de la Cruz Roja Americana.

Related