Los niños Costarricenses se preparan para emergencias

School Kids in Costa Rica Prepare for Emergencies with Help from the Red Cross
La preparación para desastres salva vidas.

Cuando un desastre ocurre, a menudo las decisiones repentinas salvan vidas. Saber dónde y cuándo se debe buscar refugio; cuando y como evacuar (que llevar consigo), y por supuesto, cómo aplicar primeros auxilios, a tiempo y correctamente. En toda América Latina, la Cruz Roja Americana viene capacitando comunidades, proporcionando herramientas técnicas, el conocimiento y la formación necesaria para mantenerse a salvo durante en caso de ocurrir un desastre.

Los residentes de San Rafael recuerdan las fuertes lluvias que acribillaron a Costa Rica durante casi cinco días en noviembre del 2010. Cuando todo terminó, desafortunadamente el huracán Tomás había cobrado 23 vidas costarricenses. "Murieron personas en nuestra comunidad", recuerda un profesor de la escuela local. "No contábamos con un plan de preparación ante desastres en nuestra escuela; no sabíamos qué hacer".

Aunque si había una certeza: la comunidad haría todo lo posible para evitar que la tragedia se repitiese.

Por lo tanto, durante los últimos dos años la Cruz Roja ha estado trabajando con las comunidades en América Central y del sur para capacitar a los niños y adultos con las habilidades necesarias para sobrevivir y recuperarse ante los desastres naturales. La Cruz Roja le ha proveído de entrenamiento en primeros auxilios, planes de preparación para desastres, simulacros de emergencias y otras actividades de salvamento con la participación de los gobiernos locales y organizaciones hermanas.

La iniciativa, conocida como Actividad Latinoamericana de Reducción de Riesgo (LARRA en Inglés), permite que las comunidades estén preparadas para enfrentar y recuperarse de eventos como el huracán Tomas. Sesenta y cuatro comunidades en Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador y Panamá han recibido equipos y capacitación por medio del programa LARRA de la Cruz Roja Americana.

Hoy día, los estudiantes de San Rafael, en Costa Rica, ensayan de forma regular los protocolos del sistema de alerta temprana, esto asegura que los niños — de tres a 12 años de edad — estén preparados en caso se presenten condiciones climáticas extremas, como terremotos, inundaciones y huracanes. "Los estudiantes saben qué hacer y dónde acudir en caso de desastre o emergencia, y los profesores expresaron la importancia de llevar a cabo estos ejercicios de simulacro," dijo Alicia Fairfield, Oficial a cargo del programa de la Cruz Roja Americana, luego de visitar algunas de las escuelas.

En la comunidad vecina de Laurel de Corredores, Erika Mena Castillo trabaja como fisioterapeuta, dividiendo su tiempo entre escuela y escuela para ayudar a los estudiantes con discapacidades físicas. Mena Castillo, quien recientemente completó un curso de primeros auxilios, recuerda haber puesto sus habilidades en práctica sólo días después de haber recibido capacitación. "Un estudiante se estaba ahogando con una paleta. Antes del curso, no hubiese sabido qué hacer, recuerda. Pero gracias al curso de primeros auxilios que recibió, "fui capaz de actuar de inmediato" afirmó.

“Existe un claro entendimiento en torno a la urgencia de estar preparados y tener la disposición para responder por parte de profesores y estudiantes," dijo Fairfield. "Los profesores tienen se sienten confiados y saben qué hacer en caso los estudiantes sufran heridas, y saben cómo y dónde acudir en caso de un desastre. El estar preparados salva vidas.”

Tras dos años de trabajo, el proyecto LARRA alcanzó recientemente su fecha de culminación. Sin embargo, los ensayos escolares y los recién formados equipos de respuesta a desastres en la comunidad seguirán activos en su cometido de prevenir y aliviar el sufrimiento humano, al igual que la Cruz Roja Americana. En muchas comunidades, se han logrado acuerdos formales con las entidades gubernamentales locales, estableciendo protocolos que incluyen actividades de preparación de forma regular. De manera que la próxima vez que ocurra un desastre, todos en la comunidad sabrán cómo aprovechar los preciados segundos que tienen para actuar.

Nuestra Identidad:

La Cruz Roja Americana provee refugio y apoyo emocional a los sobrevivientes de un desastre; Recolecta, procesa y distribuye más del 40% del suministro de sangre a más de 3.000 hospitales y centros de transfusión a nivel nacional; Ofrece capacitación y confianza que permiten salvar vidas al actuar ante casos de emergencia; Ofrece socorro y comunicación en casos de emergencia a las víctimas de desastres y/o conflictos internacionales; Asiste y ayuda a nuestros soldados y sus familias en caso de emergencia. La Cruz Roja es una entidad sin fines de lucro que depende de sus voluntarios y la generosidad del pueblo americano para cumplir con su misión. Para información adicional, por favor visite redcross.org o únase a nosotros en Twitter @RedCross.

Related