Recursos Sobre Asistencia en el Terrorismo

Acerca del Terrorismo

Red Cross disaster responder at scene of terrorist attack

Acerca del

Terrorismo

Acontecimientos devastadores, como los ataques terroristas al World Trade Center y el Pentágono, han dejado a muchas personas preocupadas por la posibilidad de futuros incidentes en los Estados Unidos y sus posibles consecuencias. Han aumentado la incertidumbre sobre lo que puede ocurrir, elevando el nivel de estrés. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para prepararte para lo inesperado y reducir el estrés que sientes ahora y que tal vez sientas después, si surge otra emergencia. Prepararte quizás te calme tanto a tí como a tus hijos, ya que te permitirá tomar ciertas medidas de control incluso ante acontecimientos de este tipo.

Prepárate

El primer paso es averiguar lo que puede pasar. Una vez que hayas determinado qué puede pasar y la probabilidad de que ocurra en tu comunidad, es importante que hables con tu familia o personas que viven en tu casa sobre ello. Juntos pueden idear un plan en caso de desastre.



Haz un plan de comunicaciones para emergencias.

Nombra a una persona que esté fuera de la ciudad para que tu familia o quienes viven en tu casa puedan contactarla por teléfono o por correo electrónico en caso de desastre. Esta persona contacto debe vivir lo suficientemente lejos de modo que no se vea afectada directamente por el mismo desastre, y debe saber que ha sido designada como contacto. Asegúrate de que todos tengan las direcciones de correo electrónico y números de teléfono (casa, trabajo, beeper y móvil) de la persona contacto y de los otros miembros de la casa. Deja esta información en la escuela de los niños (si tienes hijos) y en el trabajo. Es importante que las personas de tu casa sepan que si los teléfonos no funcionan, deben tener paciencia y volver a probar más tarde o tratar de enviar un mensaje electrónico. Las líneas telefónicas suelen saturarse durante las emergencias y el correo electrónico a veces funciona cuando las llamadas no son posibles.

Establece un lugar de encuentro.

En caso de que tu vivienda esté afectada o se evacúe la zona donde vives, especificar de antemano un lugar para encontrarse que esté lejos de tu casa te ayudará a ahorrar tiempo y limitar la confusión. Tal vez quieres hacer planes para quedarte con un familiar o amigo en caso de emergencia. Asegúrate de incluir a los animales domésticos en tus planes, ya que en los refugios no son permitidos y algunos hoteles no los aceptan.

Prepara suministros para usar en caso de emergencia.

Si necesitas evacuar tu vivienda o se te pide que te resguardes en donde te encuentras, tener algunos suministros básicos a mano hará que tú y tu familia estén más cómodos.
  • Prepara un equipo de suministros para emergencias usando algo que sea fácil de transportar como un bolso grande o un bote de basura pequeño de plástico.
  • Incluye cualquier otra cosa que haga falta para atender las necesidades especiales de los miembros de la familia (leche en polvo para bebés o artículos para personas discapacitados o personas de edad avanzada), botiquín de primeros auxilios (incluye medicamentos recetados), un cambio de ropa para cada persona, una bolsa para dormir o colchón portátil para cada uno, una radio o televisión de pilas y pilas de repuesto, alimentos, agua embotellada y herramientas.
  • También es buena idea incluir algo de dinero en efectivo y copias de documentos familiares importantes (certificados de nacimiento, pasaportes y licencias).

Las copias de documentos importantes como poderes, certificados de nacimiento y de matrimonio, pólizas de seguro, asignaciones de beneficiarios de pólizas de seguro de vida y la copia del testamento deben guardarse también en un lugar seguro fuera del hogar. Un buen lugar podría ser una caja de depósito o la casa de un familiar o amigo que vive en otra zona.

Si deseas más detalles puedes obtener una copia del folleto Tu equipo de suministros para la familia en caso de desastres (A4463S)* de la Cruz Roja local.

Verifica el plan de emergencia de la escuela si tienes niños que van a la escuela.

Tú necesitas saber si los niños se quedarán en la escuela hasta que uno de los padres o un adulto que tu nombres los recoja o si la escuela los enviará de regreso al hogar por su cuenta. Asegúrate de que el personal de la escuela tenga información actualizada para comunicarse con los padres y las personas que cuidan de los niños para que puedas hacer arreglos para recoger a los niños. Pregunta a la escuela qué tipo de autorización o permiso hace falta para que alguien que tu designes pueda recoger a tu niño si tu no puedes hacerlo. Haz esto de antemano, ya que en una emergencia tal vez no te puedas comunicar por teléfono con la escuela.

Para obtener más detalles sobre cómo hacer un plan de emergencias, pide una copia del folleto Tu plan para el hogar en caso de desastres (A4466S)* a la Cruz Roja local.

Proteje tus bienes

Las siguientes medidas pueden ayudarte a evitar o a reducir la probabilidad de destrucción de su vivienda en caso de desastre. También pueden reducir el costo de los seguros. Por ejemplo, tú podrías:
  • Instalar detectores de humo para que den alerta en caso de incendio en tu casa o departamento.
  • Eliminar arbustos que rodeen tu vivienda para protegerla contra incendios destructivos.
  • Fijar cualquier objeto que pueda caerse y ocasionar daños, como por ejemplo una estantería o calentador de agua.

Realiza un inventario

Haz una lista de todo lo que posees en tu vivienda. En caso de desastre, esta lista podría:
  • Ayudarte a demostrar el valor de tus bienes si tus pertenencias sufren daños o destrucción.
  • Aumentar la probabilidad de recibir un pago rápido y justo de la compañía de seguros por las pérdidas.
  • Servir para documentar el reclamo de pérdidas en las deducciones de impuestos.

Obtén una póliza de seguro

Si eres propietario:

Obtén, como mínimo, la cobertura de reemplazo completo o del costo de reemplazo. Esto significa que será posible reemplazar la estructura de tu vivienda hasta los límites especificados en la póliza.

Si alquilas:

Compra un seguro para inquilinos. Éste cubre los bienes personales que sufran daño, destrucción o robo. El seguro del propietario no cubrirá los daños o pérdidas de los bienes que tengas. Además, considera pólizas que incluyan cobertura en caso de inundación para tus pertenencias.

Si deseas obtener información más detallada sobre cómo prepararte desde el punto de vista, solicita a la Cruz Roja local el folleto Before Disaster Strikes... How to Make Sure You are Financially Prepared (A5075), disponible sólo en inglés.

Primeros Auxilios Básicos

Otra forma útil de prepararte es aprender primeros auxilios básicos.

Es importante estar preparado para una emergencia y saber cómo dar atención de emergencia.

Para inscribirte en un curso de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (RCP), comunícate con la Cruz Roja Americana local. En una emergencia, tendrás que atender tus propias necesidades primero y luego considerar dar primeros auxilios a las personas que estén a tu alrededor. De ser necesario, esto incluye ayudar a personas heridas a evacuar un edificio. Es probable que las personas que puedan haber tenido contacto con un agente biológico o químico tengan que pasar por un proceso de descontaminación y recibir atención médica. Escucha las instrucciones que las autoridades locales comuniquen por radio o televisión para determinar las medidas que necesitarás tomar para protegerte a tí mismo y a tu familia. Es probable que los servicios de emergencia estén desbordados, así que llama al 9-1-1 sólo en caso de emergencias que ponen en peligro la vida de las personas.

Si te encuentras con alguien herido, pon en práctica los siguientes pasos de emergencia:

Revisar-Llamar-Atender

Revisa el lugar para ver si es seguro para acercarse. Luego revisa a la víctima para ver si está consciente y si existen condiciones que ponen su vida en peligro. Alguien que tiene una condición que pone su vida en peligro, como por ejemplo la falta de respiración o el sangrado grave abundante, requiere atención inmediata de un socorrista capacitado y puede necesitar tratamiento médico profesional. Llama o pide a alguien que llame para solicitar ayuda. Sin embargo, hay algunas medidas que puedes tomar para atender a alguien que está herido pero cuya vida no está en peligro.

    Controla el sangrado

  • Cubre la herida con un apósito, y presiona firmemente contra la herida (haciendo presión directa).
  • Eleva la parte lesionada por encima del nivel del corazón, pero sólo si crees que no hay ningún hueso roto.
  • Cubre el apósito enrollándolo con una venda.
  • Si el sangrado no cesa:
  • Aplica más apósitos y vendas.
  • Presiona la arteria contra el hueso en un punto de presión.
  • Dá atención para estado de shock.

    Dá atención para estado de shock

  • Procura que la víctima no tenga demasiado frío o calor.
  • Elévale las piernas unas 12 pulgadas (sólo si crees que no tiene huesos rotos).
  • No le des comida ni bebida a la víctima.

    Dá atención para quemaduras

  • Detén la quemadura enfriando la zona quemada con grandes cantidades de agua fresca.
  • Cubre la quemadura con un apósito seco y estéril. Da atención para lesiones de músculos huesos y articulaciones
  • No muevas la parte lesionada.
  • Coloca hielo o una compresa helada para controlar la hinchazón y aliviar el dolor.
  • Evita cualquier movimiento o actividad que cause dolor.
  • Si tienes que mover a la víctima porque el lugar se vuelve peligroso, trata de inmovilizar la parte lesionada.

    Estáte al tanto de la exposición biológica o radiológica

  • Presta atención a las noticias de la radio y televisión locales para tener la información más precisa de las autoridades gubernamentales y médicas responsables y para saber lo que está pasando y las medidas que debes tomar.
  • Los sitios en Internet que se incluyen al final de este folleto ofrecen más información sobre cómo protegerse de la exposición a sustancias peligrosas de origen biológico o radiológico.

Reduce riesgos al dar atención

El riesgo de contraer una enfermedad al dar primeros auxilios es extremadamente bajo. Sin embargo, para reducir el riesgo aun más:

  • Evita el contacto directo con sangre y otros fluidos del cuerpo.
  • Usa equipo de protección, como por ejemplo guantes desechables y barreras de respiración de salvamento.
  • Dentro de lo posible, lávate bien las manos con agua y jabón inmediatamente después de dar atención.

Responde

En caso de desastre

  • Manten la calma y ten paciencia.
  • Sigue los consejos de los funcionarios locales de emergencias.
  • Escucha la radio o la televisión para estar al tanto de las noticias e instrucciones a seguir.
  • Si el desastre ocurre cerca tuyo, ve si hay heridos. Presta primeros auxilios y pide ayuda para las personas gravemente heridas.
  • Si el desastre ocurre cerca de tu casa mientras estás allí, usa una linterna para inspeccionar si hay daños. No enciendas fósforos o velas ni interruptores eléctricos. Verifica que no haya incendios, cosas que corran peligro de incendiarse y otros peligros en el hogar. Huele para ver si hay escapes de gas, empezando por el calentador de agua. Si hueles gas o sospecha que hay un escape, cierra la llave de paso principal del gas, abre las ventanas y saca a todos de la casa rápidamente.
  • Cierra o desconecta cualquier otro servicio público (electricidad, agua, teléfono, etc.) que esté dañado.
  • Encierra o amarra a los animales domésticos.
  • Llama al contacto de la familia y no vuelvas a usar el teléfono de nuevo salvo que sea una emergencia que pone en peligro la vida de alguien.
  • Ve si tus vecinos están bien, en especial las personas que viven solas, de edad avanzada o con discapacidades.

Lo que podría ocurrir

Según lo aprendido de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, después de un ataque terrorista es posible que ocurra lo siguiente:
  • Puede haber un número considerable de víctimas y daño en los edificios y la infraestructura de los mismos. Por eso es importante que los empleadores tengan actualizada la información sobre cualquier necesidad médica que tengas y los datos para comunicarse con los beneficiarios que hayas designado.
  • Debido a la naturaleza delictiva de un ataque terrorista, habrá una fuerte presencia de autoridades policiales en el ámbito local, estatal y federal.
  • El personal y los recursos de salud y salud mental en las comunidades afectadas tal vez no den abasto.
  • La cobertura masiva de los medios de comunicación, el gran temor de la gente y las repercusiones y consecuencias internacionales pueden continuar por un período prolongado.
  • Es posible que se cierren los lugares de trabajo y las escuelas, y se impongan restricciones en los viajes nacionales e internacionales.
  • Tú y tu familia tal vez deban evacuar la zona, evitando caminos bloqueados para tu seguridad.
  • Las operaciones de limpieza luego de un desastre pueden durar muchos meses.

Evacuación

Si las autoridades locales te piden que abandones tu hogar, tienen un buen motivo para hacerlo. Házlo de inmediato. Escucha la radio y la televisión y sigue las instrucciones de los funcionarios locales de emergencias. Ten en cuenta también estos simples consejos:
  • Usa camisas o camisetas de mangas largas, pantalones largos y zapatos resistentes para protegerse lo más posible.
  • Lleva tu equipo de suministros para desastres.
  • Llévate a los animales domésticos contigo ; no los dejes abandonados. Los refugios públicos no aceptan animales domésticos, así que vete a la casa de un familiar o amigo, o busca un hotel que permita animales.
  • Cierra las puertas de tu casa.
  • Usa las rutas de viaje que especifiquen las autoridades locales. No uses atajos porque es posible que no puedas pasar por ciertas zonas o que éstas sean peligrosas.
  • Manténte alejado de cables de electricidad caídos.

Haz caso a las autoridades locales. Éstas te darán la información más precisa sobre lo que pasa en tu zona. Lo más seguro es escuchar la radio y televisión locales y seguir las instrucciones.

Si estás seguro de que tienes tiempo:

  • Llama al contacto de la familia para avisar adónde vas y cuándo esperas llegar.
  • Desconecta el agua y la electricidad antes de irte, si te lo indican. Deja abierta la llave del gas, tal vez necesites el gas para calentar tu casa o para cocinar, y sólo un técnico puede restaurar el servicio en tu casa una vez que lo apague. (En una situación de desastre pueden tardar semanas en mandar a un técnico.)

Resguardo en el lugar donde te encuentras

Si los funcionarios locales te aconsejan resguardarte en el lugar donde te encuentras (la frase en inglés es shelter in place), esto significa que debes quedarte en tu casa o trabajo y refugiarte allí. Cierra con llave todas las ventanas y puertas exteriores. Apagua todos los ventiladores y sistemas de calefacción y aire acondicionado. Cierra la compuerta de la chimenea. Recoje el equipo de suministros para desastres y asegúrate de que la radio funcione. Vete a una habitación interna sin ventanas que esté por encima del nivel del suelo. En el caso de amenaza con sustancias químicas, es preferible ir a un piso alto dado que algunas sustancias químicas son más pesadas que el aire y pueden filtrarse en los sótanos aunque las ventanas estén cerradas. Sella las ranuras alrededor de la puerta y cualquier entrada de aire en la habitación con cinta adhesiva para tuberías. Sigue escuchando la radio y la televisión hasta que te digan que todo está bien o que debes evacuar el lugar. Es posible que los funcionarios locales pidan la evacuación de determinadas zonas que corren mayor riesgo en tu comunidad.

Otras medidas positivas que puedes tomar

La transmisión televisiva de actos terroristas grabados en vivo que no han sido editados y de la reacción de la gente a éstos pueden ser muy perturbadores, en particular para los niños. Recomendamos que los niños no vean las noticias en televisión sobre estos acontecimientos, en particular si muestran las mismas imágenes una y otra vez. Los niños pequeños no se dan cuenta de que se trata de la repetición de una filmación de video y creen que lo que pasó está volviendo a ocurrir una y otra vez. Sin embargo, escuchando la radio y televisión locales tendrás la información más precisa proveniente de las autoridades responsables de la localidad sobre lo que está pasando y lo que debes hacer. Así que túrnate con otros adultos de la casa para escuchar las noticias.

Más Info

Para obtener más información:

Todas estas recomendaciones sirven para cualquier problema que pueda surgir. Para obtener más información sobre cómo prepararte para un desastre y para estar a salvo cuando ocurra, o para inscribirte en un curso de primeros auxilios, reanimación cardiopulmonar (RCP) y desfibrilador externo automatizado (DEA), por favor comunícate con la Cruz Roja Americana local. Busca bajo "American Red Cross" en su guía telefónica o bajo "Ubique su Cruz Roja local". Para obtener información sobre los planes especiales de respuesta ante desastres y otras emergencias en tu comunidad, comunícate con la oficina local de administración de emergencias.

Para obtener información sobre lo que un negocio puede hacer para proteger a sus empleados y clientes y hacer planes para continuar con la actividad comercial, mira en Internet la Business & Industry Guide o solicita copias a la Cruz Roja Americana local de las publicaciones en inglés Emergency Management Guide for Business and Industry y Preparing Your Business for the Unthinkable.

Para obtener más información sobre efectos específicos de agentes químicos o biológicos, consulta los siguientes sitios en Internet (hasta la fecha no todos los sitios están disponibles en español):