You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Haití necesita ayuda de todos nosotros

Hurricane Matthew - Haiti
...Haití se ha visto sacudido por otro devastador desastre, huracán Matthew...

Luego del terremoto de 2010 en Haití, en el que murieron más de 200,000 personas y aproximadamente un millón y medio perdieron sus hogares, el país estadounidense se solidarizó con su causa y realizó generosas donaciones para ayudar a salvar vidas. Gracias a estas donaciones, la Cruz Roja Americana respondió con asistencia que salvó vidas, proporcionando alimentos, agua, atención médica, refugios de emergencia, subsidios en efectivo y otros artículos básicos a millones de personas.

Jamás olvidaré mi primera visita a Haití, tan solo unos días luego de que los golpeara el terremoto en 2010. La extensión de la devastación, las lesiones, muertes y el caos eran indescriptibles. En las visitas que hice más tarde a Haití luego de mi primer viaje, creo que he sentido todas las emociones posibles: frustración, orgullo, una profunda tristeza y felicidad. Sin embargo, lo que me ha marcado en mayor medida de esas visitas es la resiliencia y determinación de los haitianos. Son realmente inspiradores.

Ahora, Haití ha sido azotada por otro asolador desastre, el Huracán Matthew, que dañó el 80 por ciento de las viviendas en el sector sudoeste del país. La Cruz Roja Americana, en colaboración con la Cruz Roja Haitiana y otras organizaciones de asistencia, está llevando con urgencia los suministros que tanto necesitan los más de 61,000 residentes desplazados por el desastre. Más de 200 miembros de nuestro personal, el 80 por ciento de los cuales es haitiano, se encuentran en Haití, y estamos distribuyendo kits de higiene, kits de cocina y kits de prevención del cólera. También tenemos una función clave en la coordinación con las autoridades locales y las organizaciones internacionales de asistencia.

Nuevamente, se encuentran muy necesitados. Esta vez, sin embargo, mitos persistentes que circulan en Internet sobre la respuesta de la Cruz Roja Americana al terremoto de 2010, podrían causar que generosos donantes cuestionen si donar o complicarnos el ayudar al pais haitiano. Incluso podría erosionar la confianza en la asistencia extranjera en general, lo que sería una tragedia para Haití.

El mito de los seis hogares

El más persistente de los mitos dice que la Cruz Roja Americana "recaudó medio millón de dólares para Haití y construyó seis hogares". Este fue el confuso titular de un artículo escrito por ProPublica y NPR en 2015, que circuló entonces y está volviendo a circular ahora, luego del desastre más reciente. Genera la falsa impresión de que lo único que hizo la Cruz Roja Americana con los $488 millones de dólares contribuidos por los donantes fue construir seis hogares cuando, en realidad, financiamos 100 proyectos de ayuda humanitaria distintos en Haití.

Entonces, ¿de dónde salieron los seis hogares? Al igual que otras organizaciones de asistencia en Haití, teníamos esperanzas de encontrar tierras para construir nuevas viviendas, y sí construimos seis hogares como parte de un proyecto piloto a las afueras de Port-au-Prince. Sin embargo, reclamos que competían por la titularidad de las tierras previnieron que tanto nosotros como otros grupos de asistencia construyéramos hogares en lugares en donde la gente quería vivir: cerca de sus empleos, hogares y familias. Además, el gobierno de Haití nos pidió que nos enfocáramos en soluciones alternativas de viviendas, en lugar de construir casas nuevas desde cero.

Como resultado, invertimos en otras soluciones de vivienda, como subsidios de alquiler, reparación de hogares, y expansión de hogares para aumentar el capital de alquiler del país, dado que la mayoría de los Haitianos alquilaban antes del terremoto. Además, tanto nosotros como nuestros socios construimos más de 6,000 viviendas de transición, que siguen en pie años más tarde. Muchas de ellas se han expandido y convertido en viviendas permanentes, y son más durables que muchas de las viviendas en las que los Haitianos vivían antes del terremoto. En total, hemos ayudado a más de 135,000 personas mediante esfuerzos de recuperación de viviendas y barrios.

Las soluciones que decidimos implementar finalmente ayudaron a más personas que estaban viviendo en condiciones de pobreza en campamentos a encontrar una vivienda mejor y más segura más pronto. De hecho, el nuevo programa de viviendas del Gobierno de Estados Unidos para Haití se retrasó años, y sus costos se dispararon. Si la Cruz Roja hubiera invertido más recursos en la construcción de nuevas viviendas, nuestros costos posiblemente también se hubieran disparado y el proyecto se hubiera enfrentado a grandes retrasos.

El mito sobre a qué se destinó el dinero

Otro mito generado por el artículo de ProPublica/NPR es que la Cruz Roja no puede rendir cuentas sobre en qué se gastó el dinero. Esto, nuevamente, no es verdad. Todo el dinero donado para Haití se colocó en una cuenta destinada exclusivamente a Haití, y 91 centavos de cada dólar se invirtieron en programas para ayudar a los haitianos. Solamente nueve centavos de cada dólar se destinaron a servicios generales de administración, gastos generales y recaudación de fondos, a veces llamados gastos generales.

Hoy, los $488 millones de dólares donados a Haití se han dedicado en su totalidad a proyectos en curso, y ya se ha gastado más del 90 por ciento. Nuestro sitio web redcross.org/Haiti cuenta con una lista desglosada completa de nuestros gastos, incluida una descripción de todos los proyectos que estamos financiando, las organizaciones a las que hemos ayudado con nuestro trabajo esencial y cuánto costó cada proyecto.

Las donaciones del país estadounidense ayudaron a las personas y les dieron esperanza. A pesar de las necesidades y desafíos en curso, el PBI de Haití ha crecido un 34% desde 2010 y una mejor higiene, acceso a agua limpia y esfuerzos de prevención del cólera han reducido los índices de cólera en un 97 por ciento desde 2011. Hay más niños en la escuela en comparación a los niveles anteriores al terremoto, y la ciudad de Port-au-Prince ha visto enormes mejoras desde el terremoto.

Desafortunadamente, parte de este progreso – en especial con respecto al cólera – está en peligro a menos que las organizaciones de auxilio puedan recaudar los fondos necesarios para cumplir con las nuevas necesidades que surgieron a causa del Huracán Matthew. Sería una pena si los mitos circulados en internet por personas que quieren ayudar a Haití en realidad terminaran dañando los esfuerzos de asistencia.

Hay más necesidades en Haití de las que puede satisfacer una sola organización, y más organizaciones que la Cruz Roja Americana a las que brindar apoyo. Así que done a la organización de caridad que usted elija, pero por favor realice una donación.

Related