You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Las donaciones financian las vacunaciones contra el sarampión y la polio para los niños en Haití

Haiti
Cuando mis hijos se enferman, yo también sufro

"Cuando mis hijos se enferman, yo también sufro", dice Leonel Peter —uno de los tantos padres cuyos hijos recibieron vacunas gratis contra el sarampión, la rubeola y la poliomielitis en Haití este año.

Leonel y su esposa, Loramise, desean mantener sanos a sus hijos. Sus mellizos, un niño y una niña, sobrevivieron a un parto complicado hace apenas siete meses. Por lo que cuando los voluntarios de la Cruz Roja tocaron a su puerta y les explicaron los riesgos para la salud asociados con el sarampión, la rubeola y la poliomielitis, sabían que vacunarlos era lo correcto.

La campaña de vacunación nacional de Haití —lanzada por el Ministerio de Salud Pública y Población en marzo de 2016— busca reducir la tasa de mortalidad infantil y mantener al país libre de sarampión, rubeola y poliomielitis. La campaña logró la vacunación de más de 1.4 millones de niños durante todo el año.

A través de la Iniciativa contra el Sarampión y la Rubeola global, la Cruz Roja Americana brindó $1 millón a la campaña nacional de 2016 para la compra de vacunas y otros $350,000 a la Cruz Roja Haitiana, que lleva a cabo una campaña puerta a puerta para llegar a padres como Leonel y Loramise.

El sarampión sigue siendo una de las enfermedades más contagiosas para los niños en Haití, y provoca sarpullidos graves e infecciones respiratorias agudas. Es una de las principales causas de muerte en los niños pequeños. La poliomielitis es una enfermedad altamente infecciosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede provocar la parálisis total en horas. Aunque es una enfermedad menos mortal, la rubeola provoca graves problemas en la piel.

Varias semanas antes de la campaña de vacunación, los voluntarios de la Cruz Roja Haitiana fueron puerta a puerta, concientizando a casi 114,000 personas e invitando a las madres y padres a inmunizar a todos los niños menores de cinco años contra el sarampión, la rubeola y la poliomielitis. Los voluntarios también distribuyeron vitamina A a los niños para suplementar las deficiencias en su nutrición y ayudarlos en su desarrollo.

Luego de una visita de los voluntarios de la Cruz Roja, Loramise decidió llevar a vacunar a sus dos hijos, Stevenson y Stessica. Leonel agradece los servicios de salud y las vacunas que se brindaron gratuitamente a los niños. "Esta campaña de vacunación es muy importante porque tal vez no podríamos pagar todas estas vacunas por nuestros propios medios”, expresó.

"Quiero que mis hijos estén sanos. Esto me da tranquilidad en el trabajo", comenta Leonel, que ha podido mantener a su familia gracias a su trabajo como oficial de seguridad en el Parque Industrial Caracol.

La campaña de vacunación nacional de 2016 contra el sarampión, la rubeola y la poliomielitis le costó al gobierno de Haití $7.5 millones. La Cruz Roja Americana contribuyó con más de $1.3 millones para la campaña. Durante la campaña de 2012 —que alcanzó a 2.9 millones de niños— la Cruz Roja Americana aportó $2 millones. La Cruz Roja Americana continuará apoyando a la Cruz Roja Haitiana para fortalecer el sistema de salud de Haití y ayudar a padres como Leonel y Loramise a lograr un futuro sano para sus hijos.

"Desde el nacimiento, vacuno regularmente a mis hijos para evitar que contraigan enfermedades. Y ciertamente, lo seguiré haciendo", dice Loramise.

Para más información sobre el trabajo de la Cruz Roja Americana en Haití, visite redcross.org/Haiti.

Related