Las inclemencias del Huracán Katrina me ayudaron a valorar el Servicio Voluntario que ofrece la Cruz Roja Americana.


Cruz Roja Americana

Jueves, Abril 19, 2012

Mi nombre es Abelardo Cardona soy voluntario de la Cruz Roja Americana hace tres años.

Hoy quiero compartir mi historia con todos ustedes:

En el año 2005, mi familia compuesta por tres hijos y mi esposa, vivíamos en el estado de Florida. Fuimos testigos de la fuerza del Huracán Katrina, yo no olvido lo que sentimos ese día. Puedo decirles que la experiencia de un Huracán es terrorífica. Ver las ráfagas del viento a una velocidad insólita, que van arrancando de raíz árboles grandes y fuertes. La lluvia no cesa y todo comienza a inundarse, no podría describir lo triste que se siente ver como las casas son destruidas.

Gracias a Dios nuestra casa no sufrió muchos daños, pero muchos de mis vecinos si perdieron todo.

La Cruz Roja Americana fue la primera organización en prestarnos ayuda con comida y ropa, medicina, todo lo que necesitáramos por tres meses. En ese momento comprendí, cuan importante éramos nosotros para ellos, sentir el cariño de los voluntarios haciendo su trabajo. Eso me impresionó y pensé algún día quiero ser voluntario de la Cruz Roja.

De pronto nos mudamos aquí a Greenville, SC y un día participe en el Evento de Educación en Preparación de Desastres para la Familia disponible en español, e inmediatamente busque la manera de hacerme voluntario del Programa Hispano.

Ahora soy el Coordinador del Comité de Eventos Y Educador en Preparación de Desastres a la Comunidad. Junto con mis compañeros visitamos escuelas e iglesias y damos charlas sobre como estar preparados para enfrentar un desastre, sea natural o provocado por el hombre.

Me siento muy bien al saber que puedo ayudar a otros y los invito a que se hagan voluntarios de la Cruz Roja Americana.